top of page

Estrés en el embarazo: ¿cómo puede afectar a mi bebé?


A lo largo del embarazo son muchos los síntomas que puedes sufrir, desde náuseas en el embarazo, estreñimiento, insomnio… Algunas de estas afecciones pueden provocar algunas consecuencias en tu día a día, pero hay otros aspectos como puede ser el estrés en el embarazo que además de ocasionar alguna consecuencia en el cuerpo de la madre puede hacerlo también en el desarrollo del bebé.

Es verdad que cada cuerpo es un mundo y por eso mismo, cada embarazo puede ser de una u otra manera. El estrés es un sentimiento muy común en nuestro día a día, pero también a lo largo del embarazo pues la transformación del cuerpo y los malestares físicos pueden ocasionar estrés.

Te ofrecemos toda la información sobre los diferentes tipos de estrés, sobre todo porque algunos pueden causar problemas de salud. Muy atenta a todo lo que te contamos.


¿Qué causa el estrés en el embarazo?

Dependiendo del cuerpo de cada embarazada, el estrés puede ocasionarse por unas u otras causas. Antes de comentarte cuáles son las más comunes, indicarte que siempre ante cualquier problema durante el embarazo es necesario acudir al médico para recibir el tratamiento más adecuado.

Aún así, los principales causantes de la ansiedad y estrés en el embarazo son:

  • Una vida muy ajetreada, además, cualquier momento o suceso inesperado del día a día puede provocar estrés en cualquier tipo de persona, incluidas las embarazadas.

  • Algunos malestares que se producen durante el embarazo como las náuseas, el dolor de espalda, el estreñimiento, el insomnio que produce cansancio…

  • Las preocupaciones sobre cómo será el parto o cómo cuidaréis o educaréis al bebé también puede provocar cierto estrés en tu día a día durante el embarazo.

  • Los cambios en el estado de ánimo provocados por las hormonas pueden potenciar el estrés.

  • Otra de las causas más comunes el trabajo, ya que deberás seguir con las responsabilidades laborales e incluso ir dejando las tareas cerradas antes de la baja maternal.

En principio, ya sufras estrés en el primer trimestre de embarazo o sufras estrés en el tercer trimestre de embarazo, debes saber que si lo llegas a controlar no deberá suponer ningún tipo de problema de salud.

En cambio, hay varios tipos de estrés graves que pueden ocasionar ciertos problemas como puede ser la tensión arterial alta, inducir a un parto prematuro…. Por lo que, si sufres de estrés grave por alguno suceso negativo, por tener estrés de larga duración diagnosticado u otras enfermedades como la depresión o ansiedad, lo mejor es hablar con un profesional médico para que pueda ayudarte durante los meses de embarazo.

¿Cómo afecta al feto el estrés del embarazo?

Son muchas las investigaciones que podemos encontrar que se centran en el estudio de los efectos del estrés en el embarazo. La mayoría recalca como el estrés que se va acumulando y llega a alcanzar un alto grado, sí que puede provocar ciertos efectos negativos en el futuro del bebé.

Entre los problemas más comunes que pueden afectar al desarrollo del bebé debido al estrés podemos hablar de los siguientes casos:

  • Parto prematuro o complicaciones durante el parto: debido a las hormonas que se van liberando durante un episodio de estrés, se pueden ocasionar ciertos riesgos durante el parto o sufrir un parto antes de lo previsto. En el caso del bebé prematuro, se tratará de un neonato con bajo peso al nacer y que incluso necesite pasar unos días en la incubadora para que se siga desarrollando por completo.

  • Aborto espontáneo: en algunos estudios se pudo demostrar cómo algún hecho inesperado como la muerte de un familiar durante el primer trimestre, podría estar asociado a sufrir un aborto espontáneo debido a los altos niveles de hidrocortisona, hormona que se provoca por el estrés.

  • Problemas en el desarrollo intelectual del bebé: otros de los problemas que puede sufrir el bebé es un mal desarrollo cognitivo o intelectual. Son muchos los estudios que recogen que el estrés en el embarazo puede ocasionar efectos a largo plazo en el desarrollo intelectual del bebé, sobre todo en las áreas relacionadas con el lenguaje y las habilidades verbales.

  • Problemas en el desarrollo emocional o social del bebé: otra de las conclusiones de algunas investigaciones es que la ansiedad durante el embarazo puede provocar problemas emocionales, de atención y de hiperactividad, lo que puede afectar a la vida social del pequeño.

Asimismo, la madre también puede sufrir diabetes gestacional por no comer lo suficiente o comer de más debido a la ansiedad y el estrés. Incluso el estrés puede hacer que la madre cuente con una presión arterial alta a lo largo del embarazo, lo que puede ocasionar preeclampsia, así como el parto prematuro o el aborto espontáneo como hemos nombrado.

¿Qué tomar para reducir el estrés en el embarazo?

Si llevas una vida muy ajetreada, seguro que estás prensando cómo quitar el estrés en el embarazo para evitar las posibles consecuencias. Pues para disfrutar del embarazo en todos sus sentidos y no tener que preocuparte por el nivel de estrés, puedes reducirlo mediante las siguientes técnicas:

  • Mantener un buen estado de salud: para ello es inevitable alimentarse adecuadamente con alimentos sanos, dormir las horas suficientes y hacer ejercicios físicos para prevenir los malestares tan comunes del embarazo y conseguir reducir el estrés del día a día. Además, es importante no tomar café, alcohol o tabaco en la rutina diaria para evitar otros posibles efectos en el bebé.

  • Reducir actividades que no son necesarias: en este tipo de actividades podemos encontrar realizar la compra, hacer las tareas del hogar, los recados del día a día… Para ello siempre puedes apoyarte en tu pareja o en tus seres queridos.

  • Probar actividades de relajación: algunas actividades como la meditación o el yoga en el embarazo sirven para relajar el cuerpo y la mente.

  • Asistir a clases de preparación al parto: gracias a este tipo de formación aprendes los distintos métodos de respiración y relajación que garantizan un parto más tranquilo y en el que estarás mucho más preparada.

  • Planificarse la jornada laboral antes de cogerse la baja por maternidad: para evitar o reducir el estrés laboral, es importante que te apoyes en tus compañeros de trabajo y organices las tareas para el día en el que tengas que coger la baja maternal. De esta forma tendrás todo más controlado, evitando momentos de estrés.

Ahora que ya conoces las consecuencias del estrés en el embarazo, es importante que mantengas una vida tranquila dentro de tus posibilidades. Asimismo, ante cualquier problema siempre es aconsejable acudir al médico para que poder recibir la atención sanitaria más recomendable para tu caso.


¿Conocías todo lo que puede ocasionar sufrir estrés durante el embarazo?


Fuentes

Suavinex Spain - Post original aquí

27 visualizaciones
Posts Recientes
Búsqueda rápida
bottom of page