top of page

El método Kassing, dar el biberón sin interferir con la lactancia


A la hora de alimentar al bebé puede que te surjan diferentes dudas, sobre todo si eres madre primeriza. Y es que la lactancia materna es a veces todo un reto para las madres ya que siempre buscamos lo mejor para nuestro bebé. Son muchos los métodos o los consejos que podéis seguir para que la lactancia materna sea todo un éxito y no acabéis desesperándoos. Uno de esos métodos es el método Kassing, un método con el que alimentar al bebé de una forma sencilla y con el que garantizar su buena alimentación.

Es verdad que dependiendo del bebé o de la madre será mejor decantarse por un tipo u otro de lactancia materna. Pero en el caso de tener dudas es mejor acudir al médico o la matrona, profesionales que siempre te recomendarán lo que mejor se adapte a vuestras necesidades y particularidades.


¿Qué es el método Kassing?

El método Kassing es una de las maneras de alimentar al bebé con biberón, simulando la toma del bebé mediante el pecho materno. Concretamente, con este método se pretende reproducir la lactancia natural, consiguiendo que el bebé realice el mismo esfuerzo que al mamar desde el pecho materno. Esto hace que el método Kassing sea una de las maneras de dar el biberón que menos afecta a la lactancia materna.

Gracias al uso de este método se evita que los bebés sean alimentados en exceso, ya que cuando se suelen alimentar con biberón suelen comer más de lo que necesitan, ya sea por la velocidad de la leche que sale como por la insistencia de los cuidadores para que el bebé se termine el biberón por completo.

Por lo que con el método Kassing de lactancia, se garantiza una alimentación más parecida a la que se consigue mediante lactancia natural.

Además, este método se suele utilizar cuando se opta por una lactancia mixta o cuando por cualquier motivo es necesario utilizar el biberón temporalmente. Muchos expertos promueven este tipo de método ya se opte por la lactancia artificial o por la lactancia natural.

¿Cómo se realiza el método Kassing?

Uno de los principales objetivos de este método es que el bebé no esté ni sobrealimentado ni pase hambre, pues gracias al método, el bebé será capaz de gestionar la cantidad de leche que quiere o puede tomar en cada momento.

En el caso de querer poner en práctica el método Kassing, tan solo deberás seguir los siguientes pasos:

  • Colocar al bebé verticalmente: lo más recomendable es poner al bebé de manera vertical, pues de este modo se consigue que el bebé tenga que hacer algún esfuerzo para obtener la leche. En cambio, cuando se tumba al bebé boca arriba, la leche caer por gravedad, lo que hace que el bebé no tenga que hacer ningún esfuerzo para alimentarse. Asimismo, cuando el bebé está boca arriba existe un mayor riesgo de sufrir un atragantamiento.

  • Dar el biberón en horizontal: con esta postura se intenta conseguir el mismo objetivo que con el paso anterior, que el bebé sea quien termine sacando la leche mediante succión.

  • Activar el reflejo de búsqueda: este paso es muy sencillo, tan solo hay que pasar la tetina alrededor de la boca del bebé para que sea capaz de buscarlo y sepa que es la hora de la comida. Por lo que para que sea consciente el momento en el que debe empezar a comer, con el método Kassing hay que evitar introducir la tetina del biberón directamente en la boca del bebé.

  • Hacer las pausas necesarias: cuando el bebé este succionando hay que ir retirando el biberón cada 15 o 20 succiones. Con estas pausas le ofrecemos el tiempo necesario para que el bebé se dé cuenta si realmente está saciado o no. En el caso que el bebé siga buscando la tetina del biberón, quiere decir que sigue teniendo hambre y hay que volver a realizar los pasos anteriores. En cambio, si el bebé ya no busca la tetina del biberón y está totalmente tranquilo, no será necesario seguir con la toma.

  • Introducir la tetina al completo: este paso es necesario para que el bebé tenga la boca muy abierta, simulando la apertura que tendría al mamar del pecho materno.

  • Ir alternando el lado de cada toma: es importante ir cambiando de lado para simular la toma de los dos pechos. Además, así se consigue que el bebé desarrolle su visión de ambos ojos.

¿Para quién se recomienda el método Kassing?

Muchas son las madres que optan por la lactancia mixta o lactancia diferida por diversas razones. Entre esas razones nos encontramos con que sea una elección personal, ya sea porque la madre tenga una mala experiencia en lactancias anteriores o porque tenga algún tipo de complicación a la hora de dar el pecho, como puede ser suministro de leche tardío o insuficiente.

Otra de las razones por las que las mujeres terminan decantándose por una lactancia mixta es la vuelta al trabajo o sus obligaciones diarias.

Asimismo, es posible que el bebé tenga algún problema para agarrarse al pezón de la madre adecuadamente. Por lo que para que el bebé se alimente bien, es mejor darle el biberón a modo de suplementación.


El mejor biberón para el método de Kassing

A la hora de poner en práctica el método Kassing en tu recién nacido o bebé, también hay que tener en cuenta el tipo de biberón. Para ello es muy importante que el biberón esté diseñado para la lactancia mixta.

Entre los diferentes modelos hay que escoger un biberón recto con el que se proporcione la cantidad adecuada para el bebé, evitando que la leche caiga más rápidamente por la fuerza de la gravedad, como ocurre con los biberones curvos.

También hay que estar pendiente de la tetina del biberón para llevar a cabo el método Kassing Para ello, la tetina tendrá que ser redonda, larga, banda y de flujo lento.

Por ello, el biberón anticólico ZERØ.ZERØ™ de Suavinex es uno de los mejores biberones para llevar a cabo este método de lactancia mixta. Pues su tetina de silicona simula la forma, longitud y tacto del pezón materno, evitando la confusión del bebé. Por ello, gracias a esta imitación del pecho de la madre es perfecto para combinar con la lactancia materna. Además, está disponible en 2 flujos, pudiendo escoger el que mejor se adapte a la succión del bebé.

Ahora que ya conoces cuál es el método Kassing, podrás ponerlo en práctica si terminas optando por la lactancia mixta. Asimismo, ante cualquier duda siempre podrás preguntar a tu médico para recibir el diagnóstico más adecuado.


¿Conocías cuál es el método Kassing?


Fuentes:

Suavinex Spain - Post aquí

31 visualizaciones
Posts Recientes
Búsqueda rápida
bottom of page