top of page

¿Cómo calentar biberones con leche materna?


La lactancia de nuestro bebé es un momento muy especial para la madre, en especial si los padres han decidido que van a darle leche materna del pecho de la madre, tanto a través de lactancia mixta como exclusivamente leche materna. Pero aunque hayáis decidido que el bebé va a tomar leche materna y vais a prescindir de la leche de fórmula, puede ser que la madre no pueda estar presente en todas las comidas, así que deberá recurrir a la extracción de la leche materna previamente y dosificarla para las tomas pertinentes.


Cómo almacenar los biberones con leche materna

Tras la extracción, la leche de la madre puede aguantar a temperatura ambiente entre 8 y 10 horas porque cuenta con una serie de factores de defensa contra los gérmenes, así que no habrá problema si la madre quiere sacarse la leche y dejar el biberón fuera del frigorífico antes de su toma.

Si queremos almacenar una cantidad mayor de biberones para tenerlos ya hechos para cuando el bebé tenga que hacer sus tomas, podemos hacerlo o bien en el frigorífico o en el congelador, dependerá de cuando desees utilizarla. Si optas por la primera opción, el biberón no debería guardarse en la nevera por un periodo superior a una semana aproximadamente, mientras que si lo almacenas en el congelador a una temperatura entre -17 y -20 grados puede aguantar hasta un año. Por eso, es importante que marques en el biberón la fecha de extracción para controlar el tiempo de almacenaje máximo.


Cómo calentar el biberón con leche materna

Si has optado por almacenar la leche en el frigorífico o en el congelador, ahora es hora de sacarla y calentarla para que el bebé pueda tomarla a una temperatura que le resulte agradable. Acertar con la temperatura del biberón es una tarea necesaria para que el recién nacido pueda disfrutar de sus tomas y del momento de lactancia, pero no te preocupes porque un biberón con leche materna se puede recalentar de forma fácil y sencilla.

En relación a la cantidad del biberón con leche materna, te recomendamos que para que la leche materna se descongele y se caliente mejor, la guardes en pequeñas porciones de 30 a 120 ml porque así podrás ir descongelando las cantidades que consideres en función del hambre que tenga el bebé.


Cómo calentar correctamente la leche materna almacenada en el frigorífico


Para calentar la leche materna guardada en la nevera es necesario que coloques el biberón o un vaso con la leche en un recipiente de agua tibia o bajo un chorro de agua tibia hasta que esté a temperatura corporal, más o menos a 37 grados, así que deberás ir probándola hasta que consideres que has dado con la buena temperatura. Asimismo, también puedes optar por calentar el biberón con leche materna al baño María.

Sobre todo, es importante que no utilices el microondas para calentar la leche materna para evitar el sobrecalentamiento de la leche y sobrepasar los 40 grados. Es un proceso que dura entre unos 15 y 20 minutos y que requiere de tu atención para controlar que no se sobrepase la temperatura y empiece entonces el desarrollo de bacterias.

Una vez hayas conseguido la temperatura idónea, remueve ligeramente el biberón para que se mezclen todas las capas y no quede la grasa en la parte superior.


Cómo calentar correctamente la leche materna almacenada en el congelador

Para hacer un buen proceso de descongelamiento de la leche materna almacenada en el congelador, lo primero que se debe hacer es pasarla al frigorífico para así no romper la cadena de frío. Este proceso puede tardar alrededor de 12 horas, así que tienes que tener en cuenta que necesitarás esas horas para hacerlo.

Una vez esté descongelada puedes, o bien mantenerla en el frigorífico por un máximo de 24 horas más o dejar el biberón fuera a temperatura ambiente durante dos horas para que esté listo para la toma o calentarla siguiendo el mismo procedimiento de calentamiento que la leche almacenada en el frigorífico.

La otra forma más segura para calentar y descongelar la leche materna de forma correcta, ya sea almacenada en el frigorífico como en el congelador, es usando un calientabiberones, ya que lo hará sin perder ninguna de las propiedades de la leche y es una forma rápida y sencilla de conseguir la temperatura perfecta del biberón.

Este método logra la temperatura óptima de la leche de forma gradual, así que te aseguras que no se perderán las propiedades de la leche y se mantendrán todas aquellas beneficiosas. Puede que no tengas muy claro cómo funciona un calienta biberones, pero se trata de un proceso sencillo y rápido con el que tendrás listo el biberón en apenas cinco minutos. Y ya estarás lista para darle el biberón a tu bebé estés donde estés, ya que puedes usar un termo para mantener la temperatura idónea.


¿En qué envases hay que almacenar y calentar la leche materna?

Bien elijas calentar la leche materna manualmente o bien con un calienta biberones, la leche tiene que almacenarse y calentarse en recipientes adecuados que estén preparados para soportar los cambios de temperatura. Es decir, no podemos congelar un biberón en según qué jarrones de cristal porque podrían romperse con las bajas temperaturas.

Podemos optar por guardar la leche materna extraída en recipientes de plástico o de vidrio que no estén fabricados con BPA y BPS, o bien en bolsas de leche materna diseñadas exclusivamente para el almacenaje. Las bolsas de almacenaje 25 uds para leche de Suavinex permiten conservar la leche materna recién extraída de manera hermética tanto en el congelador como en el frigorífico.


Cualquiera de ambos métodos explicados para calentar biberones con leche materna para bebés, manualmente o con un calienta biberones, es válido si se siguen los pasos y recomendaciones que hemos comentado.

Ahora es vuestro turno, ¿conocías cómo calentar la leche materna?





Créditos: Suavinex Spain Post original aquí

35 visualizaciones

Comments


Posts Recientes